Entradas

Jornadas de Sensibilización de Salud mental en jóvenes

Imagen
 La salud mental de nuestros jóvenes es un continuo en el discurso adulto. Los jóvenes no están bien, muchos hablan de la pandemia, otros hablan de las redes sociales, pero veo poco cuestionamiento acerca de las causas de este malestar. Quizá es que les estamos imponiendo una sociedad invivible, competitiva, llena de incertidumbres, y les estamos sosteniendo muy poco, donde la falsa solución en forma de violencia como el bullying o la autolesion son las alternativas que encuentran a su malestar. ¿De cuántos espacios de escucha en libertad disponen, espacios seguros donde expresarse en libertad? ¿Cuánto les escuchamos, les sostenemos más allá de protocolos de prevención del suicidio basados en la persecución y no en las causas de sus dificultades? Los adultos debemos tomarnos esto en serio porque es el humo de que hay un incendio en alguna parte. Por eso ofrezco para quien trabajáis con adolescentes o jóvenes Jornadas de sensibilizacion desde la experiencia en primera persona. Un espaci

La vida es otra cosa

Imagen
  Ayer vi esta obra en el Teatro del Barrio. Iba con expectativas, la había recomendado una compañera de activismos, pero debo decir que mis expectativas se superaron con creces. En este momento en que el significante salud mental pulula por todas partes, siempre tengo precaución cuando voy a ver algo que atañe este tema. Nos estamos encontrando con que esta palabra se está usando, porque la sociedad de consumo que todo lo engulle ha visto un nicho de mercado muy suculunto mientras las personas de nuestro colectivo no hemos mejorado nada nuestras condiciones. Pero nada más lejos de la realidad. Es una obra con una puesta en escena brutal donde todas las aristas de los problemas de salud mental aparecen sin pudor, para confrontar al público con una realidad incómoda pero que nos atañe a todos. El trabajo actoral es impresionante, todas vestidas de un blanco manicomial mostrándonos sus demonios, donde la angustia recorre toda la obra, los personajes la viven intensamente y nos la muestra

Una despedida dulce

Imagen
  Hoy es un día especial y emocionante. Era mi última cita en el Centro de Rehabilitación Laboral de Hortaleza. Oficialmente ya no soy usuaria de ningún recurso de rehabilitación psicosocial. Usuaria, qué palabra más fea, la suerte es que nunca esa palabra ha definido mi vínculo con el CRL, siempre me he sentido allí Silvia, una persona valiosa, una compañera de ese equipo de grandes profesionales. Compañeros en tanto que trabajábamos juntos en mi proceso, que construiamos juntos un camino nuevo para mí. Han pasado casi cinco años desde que entre por la puerta la primera vez,  llena de dudas por no conocer el recurso, pero también de sueños por cumplir. Llegué en un momento muy vulnerable, muy herida, muy frágil y ellos supieron acogerme y ofrecerme un refugio donde guarecerme de la difícil situación que estaba viviendo. Las personas con problemas de salud mental vivimos situaciones familiares y sociales muy complejas, de maltratos y precariedad y eso no se puede olvidar. Por eso neces

Clubs de lectura para personas con problemas de salud mental: una cuestión de justicia social

Imagen
  Muchas veces me han preguntado porque me dedico a organizar clubs de lectura para personas con sufrimiento psíquico. A veces esa pregunta me la hacen desde los prejuicios, me dicen que para qué lo hago si son sujetos con déficit cognitivo y no debe servir de mucho. Algo muy lejano de la realidad. Otras la pregunta surge desde la curiosidad o la ignorancia de este colectivo lector, tan merecedor de ser tenido en cuenta como otro cualquiera. Pero cuando me la contesto a mí misma siempre pienso lo mismo: por una cuestión de justicia social. Siento que son cuestiones que se hacen desde el privilegio, desde la libertad de haber tenido acceso a la cultura, desde no haber sido excluidos  ni segregados, de no haber sentido silenciada su voz. Cuando te acercas y conoces sus historias, ves como muchos han sido expulsados del sistema educativo, sin acceso a un empleo digno, fuertemente sometidos al discurso familiar,  e infantilizados por éste. Muchos viven estigmatizados, sintiendo vergüenza d

El dolor y la ira van de la mano

Imagen
 Todas las historias que nos han contado, todos los afectos que nos han impuesto socialmente no se corresponden siempre con nuestras historias ni con lo que sentimos legítimamente. No todas las familias tienen un buen comienzo, ni todos los hijos son amados, ni sostenidos con afecto. A veces no hay amor, ni lugar, y la vida tiene que surgir del odio porque no hay otra cosa. Simplemente una cruda realidad se impone y tienes que inventar algo con ella. Y no es cuestión de serotonina, ni de desequilibrios bioquímicos, es cuestión de daños irreparables, de dolores profundos, de heridas abiertas, de abandonos. No todos podemos amar a quienes nos trajeron al mundo, porque algunos fuimos arrojados al abismo del desamparo. Pero te da miedo asomarte a los afectos a los que esos daños te llevan, te da miedo reconocer la ira o el odio dentro de tí. Al principio porque se pone en juego tu supervivencia, pero más tarde te asusta la oscuridad que se desprende y luego cuando eres capaz de asumirla y

La estafa de la Psiquiatría biologicista

Imagen
  Escribo este post para no dejar pasar este momento en que van saliendo artículos científicos que desmontan esa ciencia a la que había que venerar cómo si de una religión se tratase. Si no hay ninguna prueba  de que la baja serotonina cause la depresión, entonces nos han estado estafando durante años con el cuento del desequilibrio bioquímico. No sólo estafando, machacando durante años, con fármacos que han hecho a algunos millonarios a costa de efectos secundarios  de muchos ciudadanos. Un placebo con alto coste, y no sólo economico. Aquí tenéis el estudio que lo confirma. https://quo.eldiario.es/salud/q2207375261/la-depresion-no-la-causan-los-niveles-bajos-de-serotonina-nuevas-dudas-sobre-los-antidepresivos/ Yo los he tomado y no he sentido ningún efecto positivo y si muchos negativos como náuseas y malestares varios. Así que dejé de tomarlos porque hace mucho tiempo que me di cuenta de lo que ahora apuntan estos estudios. Llevamos años señalando a las heridas, al contexto social, a

Una reflexión sobre el estigma

Imagen
  El verano es un momento de parar y reflexionar un poco. Ha sido un año intenso donde he podido participar en un montón de encuentros, donde he sentido que la voz en primera persona comienza a ser un discurso importante a tener en cuenta. Donde mi labor en la salud mental de la mano de la literatura comienza a valorarse despacito. He ido a congresos de salud mental, he formado profesionales, incluso he comparecido en la Asamblea de Madrid. Nunca he tenido más claro mi camino como hoy, pero permitidme un pequeño poso de tristeza. Está claro que el camino del activismo no es un camino fácil, tengo ya mucho callo, te expones con una razón poderosa, para cambiar el Estado de las cosas, porque la situación en salud mental no puede seguir así por más tiempo. Y no me importa tener haters como se dice ahora, mi discurso está claro que no va a gustar a todo el mundo, cosa que es un alivio por otra parte. Pero después de publicar mi último vídeo en freeda y ver la cantidad de comentarios estigm